Seleccionar página

Se normalizo la Toma CALF ,el suministro de unas 40 familias, se emplearon seis móviles y unos 14 empleados, que tuvieron a su cargo, dejar en servicio cada una de las conexiones domiciliarias.

El gerente general de CALF, Carlos Saita, explicó que “con esto se concluye un trabajo de normalización de un asentamiento irregular, y que a la brevedad se procederá a realizar la misma tarea en otros asentamientos que están siendo regularizados”.

Agregó también que “ahora los vecinos cuentan con un servicio eléctrico confiable, seguro y de calidad, preservando así sus artefactos eléctricos y que además, se incorporan a la Cooperativa como asociados, con los beneficios que eso conlleva”.

La actual gestión de la Cooperativa, creó al momento de asumir, un espacio específico para avanzar en la solución de esta problemática. Para ello, se creó el “Área de Inclusión Social al Servicio Eléctrico”, el cual  tiene por objetivo regularizar el servicio eléctrico en asentamientos irregulares de la ciudad de Neuquén.

En general, el primer servicio público que se regulariza en los asentamientos es el servicio eléctrico, siendo en esto CALF quien debe resolver muchas dificultades del inicio de la urbanización del lugar.

Cabe destacar, que previo a la regularización eléctrica, es imprescindible la aprobación del plano de prefiguración urbana y de los estudios de impacto ambiental del lugar, así como el amojonamiento en terreno con definición de anchos de calles, veredas, etc. todos trabajos que corresponden realizar a los propietarios originales de la tierra sobre la cual está el asentamiento (Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo o Municipalidad de Neuquén).

Sin estos trabajos CALF no puede comenzar los trabajos de instalación de columnas, postes y estaciones transformadoras.